Método para elegir el sexo del bebé

Método para elegir el sexo del bebé

El sexo del bebé es una lotería y no hay nada que puedan hacer las parejas. A menos que se inclinen por alguna de las teorías científicas que, aseguran, permiten elegir el sexo del bebé a la hora de la concepción.

Una de ellas parte de la idea que los espermatozoides Y (varón) son más rápidos pero más débiles que los espermatozoides X (que darán lugar a una niña). Además, son menores y mueren más rápido que los X. Esta diferencia permitiría elegir el sexo del bebé.

Si se desea tener un niño hay que mantener relaciones sexuales en los días cercanos a la ovulación para que los espermatozoides Y lleguen rápido al óvulo y en buenas condiciones. Por el contrario, los espermatozoides X son más lentos pero viven más tiempo. Son resistentes y de mayor tamaño.

Para tener una niña, lo mejor entonces será mantener relaciones sexuales hasta dos días antes de la ovulación para que los espermatozoides Y mueran hasta el momento de la ovulación y un espermatozoide X sea el que fecunde al óvulo.

Los estudiosos de esta técnica aseguran un éxito de entre el 75 y el 80%.